Las mejores películas para una resaca

Hay muchas estrategias para sobrevivir a la resaca: encontrar y devorar alimentos satisfactorios, permanecer horizontal la mayor parte del día, evitar la luz brillante, por nombrar algunas. Una de las cosas más satisfactorias que puedes hacer para contrarrestar una resaca mortal es ver una película. Envuelto en sus excavaciones más acogedoras, cálido en la cama, ver una película puede ser una de las mejores curas para la resaca que existen.

Una excelente manera de pasar el tiempo y escapar de los horrores de su realidad actual, le recomendamos esta actividad de recuperación de la resaca sin importar el grado de su sufrimiento. Sin embargo, es importante elegir sabiamente cuando se trata de la selección de películas. La que puede ser tu película sobria favorita podría poner en marcha una desastrosa espiral descendente, hundiéndote más en la inevitable depresión que acompaña a la resaca. ¡No temáis! Estamos para ayudarte en el proceso de selección.

Películas que debes evitar cuando tienes resaca

Antes de llegar a lo mejor del cine post-martillado, hablemos de lo que se debe evitar al elegir una película para la resaca. No mire, bajo ninguna circunstancia, una película que contenga alguna de las siguientes tramas:

– Películas de fiesta: por lo general, una forma hilarante de vivir Pelis24 indirectamente la aventura borracha de otra persona, ver películas que incluyen escenas de fiesta es una forma segura de revolver el estómago. Una mirada a la boca teñida de azul lavadero llena de cerveza de Jonah Hill en Superbad casi definitivamente lo enviará al límite.

– Películas complicadas: los giros y vueltas pueden ser las partes más emocionantes e interesantes de una película cuando te sientes bien. Cuando tenga resaca, evite cualquier película que lo haga pensar más que “¿Ginger ale o gatorade?”. Ya has estado cuidando el frasco de aspirinas toda la mañana. Si elige desafiarse a sí mismo para descubrir qué diablos hay realmente en la caja al final de Seven, corre el riesgo de una explosión cerebral legítima. Cuanto más simple, mejor.

– Películas de guerra: muchas veces lo suficientemente difíciles de ver en tu mejor día, las películas de guerra son directamente brutales cuando tienes resaca. Los personajes no solo están sirviendo a su país, siendo todos “los mejores de Estados Unidos”, lo que puede hacerte sentir más como un perdedor, sino que el factor gore es un territorio peligroso. La única sangre que querrá ver en un día de cueva es la deliciosa sangre cocida que gotea de su hamburguesa con queso poco hecha.